Utopia Siglo XXI

 

 

Diario educativo de Feliciano Robles, para tratar de conseguir una Educacion integradora y liberadora en los valores humanos que mas dignifican a las personas.

 

Inicio

Archivos

Quién soy

Enlaces

 

Buscar en Utopia

 

UTOPÍA

Si damos un paso para lograrla, ésta se aleja un paso; si damos dos pasos, también se aleja dos pasos; así que la UTOPÍA sirve para CAMINAR.

 

 This page is powered by Blogger. 

 

Califica en Bitacoras.net:

 

 

Google

martes, noviembre 15, 2005

 

Estimulación precoz: risas y sentido del humor

Hola
amig@s: Voy a tratar de ir describiendo la estrategia de estimulación precoz que utilicé yo con mi hijo mayor y que tan buenos resultados me ha dado y de la que me siento muy contento de haberla realizado.
Claro está que todo fue realizado con la mejor voluntad posible, y sin contar con la ayuda de ningún profesional, que tal como dice Anabel, sería necesario tener, porque a veces con los hijos no sabes si te pasas o no llegas.
Mi hijo mayor, se puede decir que fue de esos niños que nacen con estrella, nació en enero de 1976, justo dos meses después de la muerte de Franco y en un periodo muy intenso para los españoles comprometidos por la lucha por las Libertades porque se estaba iniciando el camino hacia la Libertad y la Democracia en España y yo estaba tomando parte muy activa y comprometida con dicho proceso.
Cuando nació, deseé para mi hijo lo siguiente, que fuese feliz, que fuese libre, que fuese responsable, y que fuese autónomo.
Para cumplir con el primer objetivo de ser feliz, estimulamos desde el principio en el , la risa y el buen humor, yo era muy feliz cuando lo veía reir, y a mi también me contagiaba sus risas y buen humor, y entonces le cantaba alguna canción, o le contaba algún cuento o bailaba o nos disfrazábamos, o hacíamos mil cosas diferentes para estar casi siempre contentos.
Así que una forma de estimular la risa y el buen humor fue a base de jugar mucho con él, a todo tipo de juegos, que ya iré describiendo, en los próximos días , que viese programas de humor en la televisión, recuerdo aquellos espacios de Barrio Sésamo, y que cuando aprendió a leer, se hartó de leer cientos de cómics de la serie de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Pepe Goteras y Otilio, etc.
Con todas estas actividades se reía a carcajadas y tenía un fino sentido del humor, porque veia la diferencia entre las barrasadas que leía y lo que era la realidad, así que se hartaba de reir con esas actividades
Recuerdo que tenía una amiga mía que era maestra, y un día le pregunté si era bueno que leyese tantos cómics, con cuatro o cinco años que tenía, me dijo, no solo es bueno sino que es fantástico, el niño que lee comics, luego lee libros, y así resultó ha sido un lector empedernido de leer libros de todo tipo y siempre los que él ha elegido leer, unos se los he comprado yo y otros los ha conseguido en la Bibliotecas, hemos sido asiduos visitantes de las ferias de libros viejos y de ocasión y en ellas hemos comprado auténticas joyas que le han entusiasmado cuando las ha leido.
Quiero deciros, que yo solo he enseñado a mi hijo a leer y a contar, o sea sumar, y nunca le he enseñado ni preguntado nada que estuviese relacionado con el aprendizaje escolar, eso era tarea de sus maestros y para nada me he inmiscuido en sus tareas.
La estimulación precoz, la cogía a base de conocer otros mundos y otras realidades, además del que existía en la escuela.
A mi me decepciona mucho, cuando pregunto a mis alumnos, que me digan los libros que han leído y me dicen muchos que solo han leído los libros que les han obligado a leer en el colegio. Y me digo que me produce pena, porque han sido libros elegidos por sus
maestr@s, y no por el gusto de ellos.
La lectura tiene que enmarcarse en un concepto de libertad y autonomía, y a un niño hay que enseñarle a leer correctamente, pero luego ya no hay que decirle lo que tiene que leer, sino llevarle a una gran librería o a una biblioteca, y que el tenga el gusto de indagar y elegir aquél libro por el cual se siente atraido, porque detrás de aquel podrán venir muchos más si se actúa siempre de la misma manera.
Mi hijo ha tenido y manejado su propia biblioteca con los autores que el iba descubriendo, fuesen españoles o extranjeros.
Siempre ha leido lo que él ha querido, a mi solo me pedía el dinero para comprarlo y yo con mucho gusto se lo facilitaba, pero le enseñé a buscar en las bibliotecas, a intercambiar libros con amigos, a buscar en libros de bolsillo y de ocasión, etc.. También desde muy pequeño, era lector habitual de El Pais, de la revista Muy Interesante, luego de Newsweek y finalmente de Cientific American.
Esto es un capítulo de lo que yo entiendo por estimulación precoz, en lo referido a desarrollar en el un sentido de ingenio y buen humor y un amor por la lectura universal.
Curiosamente en el hijo pequeño que no pudimos desarrollar esta estrategias porque me cogió pasando una grave crisis personal, no pudo ni gozar de la lectura de cómics, ni luego ha tenido interés por leer ningún libro aparte de los de lectura obligatoria del colegio. Nunca ha querido que le comprase algún libro.

Un saludo. Feliciano
feliciano53@hotmail.com

 

Escrito por Comentarios